Translate

LA OSCURA REALIDAD

LA OSCURA REALIDAD

miércoles, 3 de julio de 2013

MEDIANOCHE


En la pequeña habitación, las blancas cortinas se agitan, como pálidos fantasmas, mecidas por el cálido viento del verano, que entra por el  amplio ventanal, abierto a la noche. Una biblioteca, poblada de viejos libros que guardan viejas historias en su interior, viste una de las paredes. En la otra pared sobre una fría chimenea, apagada hace tiempo, olvidado su calor hasta la llegada del invierno, cuelga un burdo cuadro  que muestra un  triste y anodino paisaje lluvioso, junto al cuadro un extravagante reloj de pared, de madera magníficamente tallada, cuyas agujas metálicas  marcan cadenciosamente el incansable paso del tiempo. En el centro de la sala  se encuentra absorto un anciano. Sus ojos brillan febriles, y murmura palabras ininteligibles, como si hubiera perdido el juicio, mientras sus arrugadas manos tratan de hacer encajar las piezas de un puzle. El viejo va vestido con un fino pijama de rayas, blanco y azul, desde por la mañana y sus finos cabellos muy despeinados, atestiguan que ese día ha olvidado peinarlos. En realidad ha olvidado todo salvo aquel puzle, incluso comer o beber, se ha hecho sus necesidades encima y ni siquiera se ha percatado, lleva horas con la vista perdida sobre la mesa, tratando de ordenar frenéticamente  las piezas, ajeno al mundo que le rodea. Lo curioso del asunto es que aquel anciano siempre ha despreciado profundamente los puzles y jamás hubiera perdido su preciado tiempo con semejante tontería.

Esa misma mañana, antes de desayunar, poco después de que el sol le despertara con su brillo, ha escuchado unos secos golpes en la puerta de entrada. Al abrir la puerta ha encontrado sobre el viejo y desgastado felpudo, una  inquietante caja de madera negra, que parecía desprender un oscuro calor. En el exterior no se veía un alma, salvo un negro cuervo que graznaba sobre el tejado, escrutando al anciano con sus funestos ojos  de color azabache, pero no había señal de quien fuera que hubiera hecho la llamada y dejado abandonado tan extraño objeto en su porche. 


El anciano había observado la caja con curiosidad. Era una caja desagradable, parecía poseer vida propia, como sí un pequeño corazón latiera en su interior. Al anciano no le gustaban las bromas, ni las sorpresas, y sobre todo no le gustaba aquella caja, así que había decidido deshacerse de ella, pero cuando pensaba que la había tirado a la basura con el resto de desperdicios, se percató de que se encontraba en la mesa con la caja abierta ante él. Y ya era demasiado tarde, la oscura luz que bañaba la caja se adueño de los ojos del viejo. El cofre contenía un montón de sombrías piezas, las piezas eran cálidas al tacto y una vez que tocó una, sólo deseó dar forma al rompecabezas. Sus viejos y cansados ojos no habían podido apartarse de las piezas que parecían sorber todo su entendimiento, como si nada quedara por hacer en el mundo salvo descubrir el misterio oculto tras las pequeñas piezas desperdigadas por la mesa.  Pieza a pieza, durante las largas horas del día hasta la llegada de la noche,  como poseído por una extraña fuerza que lo controlara a su antojo, había hecho tomar forma a la imagen que ocultaba el puzle.

Finalmente cuando le queda sólo una pieza en la mano, se permite, por fin, discernir el secreto que guarda el puzle. Para su sorpresa, la imagen oculta hasta ese momento, muestra esa misma habitación: la chimenea, los viejos libros a los que ha dedicado su vida, el reloj detenido a las doce en punto, el cuadro del paisaje lluvioso, la mesa en el centro de la sala, el puzle terminado sobre ella, excepto por una única pieza que se encuentra inmóvil en la marchita mano del anciano. La sangre del anciano se hiela en sus venas, en el puzle se ve claramente una sombría figura a su espalda, las pálidas cortinas flanqueando su paso a través del ventanal, sus manos de pálidos dedos tendidos hacia él, casi rozando su nuca. En los oscuros ojos de la figura viaja la muerte. El reloj comienza a dar la hora. Es medianoche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Creative Commons License
This Work (LA OSCURA REALIDAD / http://microcuentosfantasticos.blogspot.com.es by Gonzalo Esteban Díaz/) is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

LA LEYENDA DE LA DAMA DE LAS NIEVES contado por Lorena García

LA CASA contado por Lucia Sugar

MIEMBROS

Google+ Followers

CITAS
MONTAJE POR LORENA GARCÍA @lalunaticadtv

EL PUENTE DE LA BRUMA

EL PUENTE DE LA BRUMA

LA CARTA

LA CARTA

El sueño de una noche en llamas

El sueño de una noche en llamas

UN CORAZÓN DE PIEDRA

UN CORAZÓN DE PIEDRA

LA ISLA DE LA PENUMBRA

LA ISLA DE LA PENUMBRA

LA LEYENDA DE LA DAMA DE LAS NIEVES

LA LEYENDA DE LA DAMA DE LAS NIEVES

Celebración de las 10000 visitas del blog

Celebración de las 10000 visitas del blog

EL HAMBRE ETERNA

EL HAMBRE ETERNA
Gracias Lorena por las imágenes y por todo lo demás