Translate

LA OSCURA REALIDAD

LA OSCURA REALIDAD

lunes, 19 de agosto de 2013

OS CONTARÉ UNA HISTORIA


Os contaré una historia, como todas las buenas historias nace de un mito, de una leyenda, de una canción. Un viejo pastor se la escuchó, a escondidas entre unas matas, cantar a unas hadas traviesas, que bailaban bañadas por la luz de la luna en un claro del bosque, al que llegó siguiendo a una díscola cabrita extraviada. Jamás contemplaron sus ojos, ni escucharon sus oídos tanta belleza y hermosura como la que se encontraba en aquel claro del bosque, ya fuera en forma de canto y música, o en la visión de los bellos y gráciles cuerpos de las hadas que hacían volar su escasa imaginación con lujuriosos deseos pecaminosos. El pastor, muy celoso y avaro de su tesoro, sólo contó la historia  a un sobrinillo, hijo de su hermana, por el que sentía autentica devoción. Narró la historia, como quien comparte un don,  a la luz de la lumbre, una blanca noche de invierno, cuando el niño no era más que un mocoso que corría detrás de las cabras.

El niño creció, y con la hueca cabeza llena de sueños, decidió abandonar el viejo hogar de pastoreo, en busca de fama y fortuna. La verdad es que no tuvo mucho éxito en sus ambiciones, pues una peste se lo llevó, entre toses y pústulas, antes de que hubiera ganado siquiera una mísera moneda  de cobre o de que su nombre fuera conocido por nadie, y es, en verdad, una lastima pues en su interior llevaba un gran escultor que hubiera dado al mundo luz con su arte, pero antes de que la muerte acudiera a su encuentro, por fortuna, una noche hizo alto en su camino de sueños en una mugrienta posada,  allí contó, entre jarras de espumosa cerveza dorada, su historia a una bastante ebria concurrencia. El destino quiso que, entre los pocos de los parroquianos de la posada que no se encontraban completamente borrachos, hubiera un juglar, raro que el juglar no fuera el más borracho de los allí presentes, pues mucho le gustaba el vino y el jugo de cebada, como a todos los juglares que recorren los caminos. El juglar escuchó la historia y quedó maravillado, así que poco después la incorporó a su escaso repertorio y en sus primeras representaciones fue un rotundo éxito, que pronto copiaron algunos de sus compañeros de profesión con los que sus errantes pasos se cruzaron en caminos, plazas, burdeles y tabernas.

Uno de esos juglares recitó la historia ante el noble señor de aquellas tierras, el día que se celebraba la festividad de la  cosecha, lástima que aquel señor fuera un inculto haragán que se quedó dormido en la tercera estrofa con un sueño pesado y profundo, lanzando al viento sonoros ronquidos, los cuales entorpecían el buen hacer de aquel juglar, que defendió su representación como bien pudo. Por suerte, aunque el noble señor no era de los que hacían aprecio a una buena historia, su mujer sí tenía a bien apreciar semejante arte, pues era de naturaleza dulce y de mente despierta y soñadora; pobre pajarillo enjaulado entre los muros de aquel frío castillo con semejante esposo, necesitaba dejar sus pensamientos volar en libertad, lejos de aquel lugar y de aquel esposo.

La dama quedó prendada de aquella historia, nada más escucharla, y mandó a su joven escribano plasmar en papel  los versos del juglar,  para poder leerlos siempre que quisiera y dejar que la pasión de la historia iluminara su oscuro mundo. Cuentan que desde entonces llevó siempre el manuscrito bajo su vestido, en el pecho, sobre el corazón y los pocos momentos de alegría que pudo disfrutar en su pesarosa existencia, fueron aquellos en los que leía una y otra vez aquella historia y por la magia de las letras allí escritas podía huir de la realidad que la asfixiaba. Algunos piensan que fueron aquellas líneas, que siempre leía, las que le dieron el valor para un día echar a volar y abandonar los muros del castillo y al viejo y orondo señor, postrado en el lecho por la gota, que la había tomado por esposa cuando no era más que una niña, en contra de su voluntad, obligada por las deudas de su padre. Una lástima que en aquella época la voluntad de una niña no le importara a nadie.

 Fuera por el poder que inundaba la historia o por cualquier otra razón, lo cierto es que huyó de su prisión y de su carcelero, uniéndose a una troupe de cómicos ambulantes, acabó enamorada perdidamente del actor que representaba a Arlequín y tomó para sí el papel de Colombina de manera  perfecta en las representaciones y fuera de ellas. Así, como una más entre aquellos alegres cómicos, vivió una vida feliz el resto de sus días, que fueron largos y vividos intensa y plenamente.

Entre los comediantes había un hombre anciano, de largo recorrido en la vida, que arreglaba los versos y las líneas de los cómicos e inventaba nuevas historias y números que representar. Un día la nueva Colombina le dejó leer su historia, las líneas y palabras que cambiaron su vida y su destino, y el viejo muy maravillado por lo que sus cansados ojos leían, preparó una representación parodiada  desde el argumento de aquella historia.

Y tan buena era la historia que pronto todas las troupes de cómicos de aquel reino la representaban en plazas y castillos. El tiempo pasó, pero la obra quedó como número principal de gran cantidad de compañías de teatro, y muchos años después de que el pastor escuchara, escondido entre las matas, la canción de las hadas, en una de esas representaciones la vio un joven autor cuyo nombre más tarde quedaría escrito con letras de oro en el libro de la  posteridad, como el nombre del más grande autor de todos los tiempos, y de ella sacó la inspiración para una de sus primeras obras.

Os contaré una historia para que vosotros a su vez, la contéis a vuestros hijos y vuestros nietos y a todo aquel que os preste sus oídos y atención, pues ese es el destino de cualquier historia, ser escuchada y propagada como semillas a los cuatro vientos. Os contaré una historia, es la historia de Oberón y de Titania y del travieso duende Puck empeñado en estropear todo lo que a su paso encuentra. Os contaré una historia…

1 comentario:

  1. ¡Genial! En verdad que cuando describías el baile de las hadas estaba imaginando el Sueño de una noche de verano. Que suerte la dama, poder conocer a Shakespeare!!!

    ResponderEliminar

Creative Commons License
This Work (LA OSCURA REALIDAD / http://microcuentosfantasticos.blogspot.com.es by Gonzalo Esteban Díaz/) is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

LA LEYENDA DE LA DAMA DE LAS NIEVES contado por Lorena García

LA CASA contado por Lucia Sugar

MIEMBROS

Google+ Followers

CITAS
MONTAJE POR LORENA GARCÍA @lalunaticadtv

EL PUENTE DE LA BRUMA

EL PUENTE DE LA BRUMA

LA CARTA

LA CARTA

El sueño de una noche en llamas

El sueño de una noche en llamas

UN CORAZÓN DE PIEDRA

UN CORAZÓN DE PIEDRA

LA ISLA DE LA PENUMBRA

LA ISLA DE LA PENUMBRA

LA LEYENDA DE LA DAMA DE LAS NIEVES

LA LEYENDA DE LA DAMA DE LAS NIEVES

Celebración de las 10000 visitas del blog

Celebración de las 10000 visitas del blog

EL HAMBRE ETERNA

EL HAMBRE ETERNA
Gracias Lorena por las imágenes y por todo lo demás