Translate

LA OSCURA REALIDAD

LA OSCURA REALIDAD

jueves, 5 de septiembre de 2013

EL RELOJ


Las agujas de madera del maravilloso reloj, adornado gracias a las manos de un hábil artesano relojero por una fina cubierta de delicadas filigranas en forma de hojas plateadas y flores doradas, dan las doce.

Un pequeño cuco de plata surge de una diminuta puertecita de madera oscura de roble y con movimientos mecánicos, repetidos miles de veces, comienza a cantar las horas con voz musical.

Los elegantes invitados al baile, que lucen sus bellos trajes de noche, de vivos colores, y joyas brillantes, de valor exorbitado, y que han danzado sin descanso durante toda la tarde, ahora aguardan en silencio el sonido de las doce mágicas campanadas que darán lugar a un nuevo año lleno de proyectos e ilusiones, aguardan agrupados ante el bello reloj de cuco. Momentos antes eran figuras danzantes sobre el suelo de mármol, blanco y negro, decorado como si de un antiguo tablero de ajedrez se tratase; un tablero en el que los invitados son las piezas, está vez no blancas o negras, si no de múltiples colores brillantes. Piezas de colores, que se han movido durante toda la tarde, al ritmo marcado por la música que ha interpretado la trajeada orquesta, en vez de seguir los movimientos ordenados por  un  metódico  y astuto jugador de ajedrez.

Una tras otra las campanadas del  reloj de cuco resuenan en el salón, ante la expectante mirada de los invitados a la fiesta de Noche Vieja, hasta que finalmente cesan, dejando su silencio detrás de ellas. En el desértico salón, abandonado y derruido, víctima de un terrible incendio muchos años atrás, sólo bailan las ratas, entre las grises cenizas que asolan el lugar.

El maravilloso reloj, que una vez fue la pieza más preciada en aquel salón de baile, está ahora caído y olvidado, ennegrecido por el fuego,  que devoró el palacio, el salón  y a todos los invitados a la fiesta de una noche de Año Nuevo helada, largos inviernos atrás.

Cuando el nuevo año llegué a su fin y se cumpla la fatídica fecha en que la tragedia ocurrió, la corta aguja del destrozado reloj volverá a la vida, para marcar irremisiblemente el paso de las horas de aquel día, regresando a las doce de la noche, se detendrá por un momento para dejar bailar a los eternos invitados a la fiesta, que seguirían danzando en sus elegantes trajes, ahora sólo recuerdos entre las cenizas. Recuerdos, espectros, fantasmas del pasado, que bailan y ríen, sin imaginar que están muertos, que no son nada más que las oscuras sombras de una tragedia impregnadas en aquel lugar por toda la eternidad, perdidos sus sueños y sus esperanzas en la nada, atadas sin remedio para siempre en las paredes del viejo palacio en ruinas.

2 comentarios:

  1. Quizá permanecer en el limbo para poder bailar una vez al año al son de tu melodía favorita no sea tan malo...aunque un año es muy largo y un instante es tan sólo eso... un instante. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Más de una vez parecemos fantasmas que repiten conductas sin percatarse del fatídico destino final. Saludos, Esteban. Gracias por el encantador baile

    ResponderEliminar

Creative Commons License
This Work (LA OSCURA REALIDAD / http://microcuentosfantasticos.blogspot.com.es by Gonzalo Esteban Díaz/) is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

LA LEYENDA DE LA DAMA DE LAS NIEVES contado por Lorena García

LA CASA contado por Lucia Sugar

MIEMBROS

Google+ Followers

CITAS
MONTAJE POR LORENA GARCÍA @lalunaticadtv

EL PUENTE DE LA BRUMA

EL PUENTE DE LA BRUMA

LA CARTA

LA CARTA

El sueño de una noche en llamas

El sueño de una noche en llamas

UN CORAZÓN DE PIEDRA

UN CORAZÓN DE PIEDRA

LA ISLA DE LA PENUMBRA

LA ISLA DE LA PENUMBRA

LA LEYENDA DE LA DAMA DE LAS NIEVES

LA LEYENDA DE LA DAMA DE LAS NIEVES

Celebración de las 10000 visitas del blog

Celebración de las 10000 visitas del blog

EL HAMBRE ETERNA

EL HAMBRE ETERNA
Gracias Lorena por las imágenes y por todo lo demás