Translate

LA OSCURA REALIDAD

LA OSCURA REALIDAD

martes, 25 de marzo de 2014

NUEVA VERSIÓN REVISADA DEL RELATO "LA OSCURA REALIDAD"

       Hace muchos años mandé un micro cuento a un concurso que vi en la red. Se trataba de escribir un cuento de poco más de 100 palabras para 100 relatos que iba a publicar la revista AXXON. El tema del certamen eran los monstruos. Pensé que todo el mundo hablaría sobre monstruos fantásticos y terroríficos y decidí escribir sobre el monstruo de la realidad; y así nació LA OSCURA REALIDAD. La verdad que no volví a prestar atención a aquel concurso y ni siquiera me enteré de que había sido publicado mi cuento. Fue muchos años después cuando por casualidad encontré mi cuento en una página de relatos, CUENTOS Y MÁS... Alguien lo leyó en la revista de AXXON y le gustó tanto como para compartirlo en esa página, no podéis imaginar las sensaciones que me invadieron en ese momento. Nunca había pensado que lo que escribía pudiera gustarle a nadie, de hecho nunca se lo había mostrado a nadie. Así que debéis agradecerle o echarle la culpa de todo esto a quien publicara aquel cuento en CUENTOS Y MÁS, bueno y a mi mujer que se empeñó con todas sus fuerzas, pero eso es otra historia que debe ser contada en otra ocasión. 
Ésta es la primera versión del cuento que se publicó en AXXON y en CUENTOS Y MAS...


        VERSIÓN DE 125 PALABRAS

El camino era oscuro. Las farolas apagadas daban al callejón un aspecto siniestro. El aire agitaba las ramas de los árboles como si tuviera vida propia y el viento parecía susurrar malas palabras en los asustados oídos de la niña.
Haciendo acopio de todo su valor, atravesó la oscuridad como una pequeña heroína, sin mirar atrás, pues si miraba atrás estaría perdida. La oscuridad no perdona a los que miran atrás.
Abrió la puerta de casa y suspirando de alivio dejó atrás el monstruo de sus fantasías y se encontró de frente con el monstruo de la realidad. Su padrastro apestando a alcohol golpeaba a su madre sin piedad con un cinto de cuero negro. La miró; en sus ojos la oscuridad lo cubría todo.

      Ahora os dejó una versión mejorada. La versión que podéis encontrar en este Blog. Publicada, puede que más de diez años más tarde en el Blog, la primera entrada que publiqué aquí:

       VERSIÓN DE 150 PALABRAS
El camino era oscuro. Las rotas y tristes farolas despedían una tenue sombra de luz, dando al callejón un aspecto siniestro, semejante a las fauces de un enorme monstruo dispuesto a devorar a una incauta presa. 

El viento, que agitaba las ramas de los árboles, como si tuvieran vida propia,  parecía susurrar malas palabras en los asustados oídos de la niña.

Haciendo acopio de todo su valor, atravesó la oscuridad como una pequeña heroína, sin mirar atrás, pues, si miraba atrás estaría perdida. Sabía con absoluta certeza que la oscuridad no perdona a los que miran atrás.

Abrió la puerta  y suspirando de alivio dejó atrás el monstruo de sus fantasías, para encontrarse de frente con el monstruo de la realidad. Su padrastro, apestando a alcohol, golpeaba a su madre sin piedad con un cinto de cuero negro. La miró; en sus ojos la oscuridad lo cubría todo.


Y ésta es la versión definitiva del relato que se encuentra en el libro de relatos LA OSCURA REALIDAD que estoy preparando:





El camino es oscuro, pues las rotas y tristes farolas despiden una tenue sombra de luz, dando al callejón un aspecto siniestro, semejante a las fauces de un enorme monstruo dispuesto a devorar a una incauta y despreocupada  presa que se adentre, sin saberlo, en su territorio de caza.

El frío viento que agita ferozmente las ramas de los árboles, como si tuvieran vida propia,  parece susurrar malas palabras en los asustados oídos de la niña. La pequeña regresa a casa desde la biblioteca, donde ha pasado toda la tarde leyendo cuentos de hadas. Fascinada por lo que han leído sus ojos, se le ha escapado el tiempo, volando, como sólo puede escaparse el tiempo atrapada la vista en las páginas de un buen libro. La temprana noche de invierno ha caído sobre ella, nada más abandonar la biblioteca, cubriéndola con su manto de sombras.

Ignorando el miedo que quiere escarbar en su pecho para estrujar su inocente corazón y después correr sin dique por su piel, dando paso al pánico, la niña toma aliento, hace acopio de todo su valor, y atraviesa la oscuridad como una pequeña heroína, sin mirar atrás, pues, si mira atrás estará perdida. Sabe, con absoluta certeza, que la oscuridad, y lo que aguarda oculto en sus sombras, no perdona a los que vuelven la mirada hacia su espalda.

Abre la puerta de casa  y suspirando de alivio deja tras ella el monstruo de sus fantasías, para encontrarse de frente con el monstruo de la realidad. Su padrastro, apestando a sudor rancio, odio, ira y alcohol barato, golpea a su madre sin piedad con un cinto de cuero negro. La niña, con un estremecimiento de horror, ve la  pesada hebilla de hierro del cinturón manchada con la sangre de su madre. Escucha el sordo lamento de la mujer, acurrucada, indefensa, implorando piedad, sollozando a los pies de su maltratador, aferrando impotente las piernas de su pareja, intentando desesperadamente detener los golpes con los brazos desnudos, llenos de moratones, pero es inútil, el cinto restalla una y otra vez contra su cuerpo con desgarradores chasquidos. La niña grita con rabia, ira y horror. El hombre alza la vista para mirar fijamente a la pequeña; en sus ojos la oscuridad lo cubre todo.


Es una evolución de más de diez años de un micro cuento y de un "escritor". Espero que os guste.


13 comentarios:

  1. Me gusta mucho poder leer las tres versiones y comparar, tú estilo es único. Sos un escritor con todas las letras, las comillas sobran en la última frase. Como ya sabes prefiero la primera versión (de 125 palabras). Beso

    ResponderEliminar
  2. Esteban, es un gran ejercicio de exorcismo el que has hecho al mostrar las tres versiones. Yo, de igual manera, lo guardo todo, no me desprendo de nada, precisamente para esto, para ver si he avanzado o no, comparando mis primeros escritos con los de ahora. Sin duda se ve el aprendizaje en tu pluma, la práctica y la experiencia nos van puliendo. Es un relato estupendo. Yo prefiero la tercera. Ah, se te ha escapado un acentillo al principio, donde debe decir adentre, dice adentré. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ovidio.Cierto que cada línea que escribimos nos va puliendo. Gracias por el acentillo je,je. Se cuela siempre, lo tengo corregido en un documento, Lucia que me está ayudando con el libro de relatos, ya me lo había señalado,pero en este documento no lo había corregido. Un abrazo.

      Eliminar
  3. A tus pies nuevamente compi. Sabes que conocía la versión definitiva, pero no la evolución hasta ella. De sobra conoces además mi grata opinión sobre tu cuento y el ser consciente ahora de que fue el causante (junto con el concurso y tu chica, por supuesto) de que tenga sobre mi mesa un tesoro fantástico (extenso eh? pero fantástico!!) hace que me guste aún más. Volvemos a lo de siempre: La realidad es un monstruo enorme y oscuro al que hay que exorcizar y... ¿por qué no con la pluma o a golpe de tecla? Abrazucu de los míos desde Villa de Rayuela!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Lucia. Siento lo de la extensión, je,je. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Un abrazo desde Argentina y mi admiración por tu talento.

    ResponderEliminar
  6. Muchísimas gracias por el comentario Estela, siempre se agradecen y más viniendo de ti a quien recuerdo con agrado de los ya lejanos tiempos de los cuentos.net cuando empecé a publicar estos relatos. Un agradecidismo abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Pues ha estado muy bien, la verdad, ver la evolución del cuento y la tuya propia. Evidentemente, la tercera versión es la mejor, pero la primera también tiene algo. Tal vez sea la frescura de unas ganas de escribir todavía sin canalizar. Lo que se puede afirmar, sin lugar a dudas, es que tu técnica mejora con los años.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta claro que con cada línea que escribimos vamos evolucionando y han sido muchas líneas desde entonces, pero la primera versión para tener 125 palabras y estar tan encorsetada a ese número de palabras que era el máximo que se podía utilizar quedó muy bien. Gracias por comentar y un abrazo Mr. M.

      Eliminar
  8. A veces, los ojos de un niño contemplan cosas que avergüenzan a la propia oscuridad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por desgracia es así. La realidad siempre es más oscura que cualquier cosa que podamos imaginar. Un saludo Pepe.

      Eliminar
  9. Realmente buena la evolución del relato. Supongo que como la del escritor. Por no hablar de la propia esencia de la historia, la idea de la oscura realidad (un título por el que cualquiera se moriría). Gracias, Esteban, por mostrarnos estas tres versiones, iguales y diferentes. Me ha gustado muchísimo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias a ti Mayte por disfrutar de La Oscura Realidad. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Creative Commons License
This Work (LA OSCURA REALIDAD / http://microcuentosfantasticos.blogspot.com.es by Gonzalo Esteban Díaz/) is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

LA LEYENDA DE LA DAMA DE LAS NIEVES contado por Lorena García

LA CASA contado por Lucia Sugar

MIEMBROS

Google+ Followers

CITAS
MONTAJE POR LORENA GARCÍA @lalunaticadtv

EL PUENTE DE LA BRUMA

EL PUENTE DE LA BRUMA

LA CARTA

LA CARTA

El sueño de una noche en llamas

El sueño de una noche en llamas

UN CORAZÓN DE PIEDRA

UN CORAZÓN DE PIEDRA

LA ISLA DE LA PENUMBRA

LA ISLA DE LA PENUMBRA

LA LEYENDA DE LA DAMA DE LAS NIEVES

LA LEYENDA DE LA DAMA DE LAS NIEVES

Celebración de las 10000 visitas del blog

Celebración de las 10000 visitas del blog

EL HAMBRE ETERNA

EL HAMBRE ETERNA
Gracias Lorena por las imágenes y por todo lo demás